miércoles, 2 de noviembre de 2011

Carta de renuncia a la Iglesia Adventista del Séptimo día de un adventista de casi toda la vida

Señor presidente de la asociación peruana central sur de la Iglesia Adventista del 7mo Día, lima – Perú

De mi mayor consideración:

Lo saludo, y por su intermedio a su representada con los siguientes textos bíblicos:

Mc.4:22,23
22 porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz. 23 si alguno tiene oídos para oír, oiga.
Jn.8:31,32
31 dijo entonces jesús a los judíos que habían creído en él: si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

  Hace pocos dias vino a hablar conmigo el pastor encargado de administrar la obra en la zona en la que moro junto a mi familia, y me recalcó que debería presentar por escrito mi renuncia a seguir siendo miembro de la iglesia, le pregunté: »¿es necesario hacerlo así?«..., me insistió: »si, es mejor hacerlo así«.

  El mes de agosto del año pasado, me visitó el director de mayordomía (ahora secretario) de la »asociación peruana central-sur (apc-s) de la Iglesia Adventista del 7º Día«, para, entre otras cosas, pedirme lo mismo.

  Yo pensaba que era suficiente haber hablado con el pastor distrital, al exponerle mis razones y pedirle que transmita a los administradores mi decisión, e irme así anónimamente y sin mayores »ruidos« de la iglesia en la que milité actívamente durante casi cuarenta años. Al parecer, es necesario hacer constar por escrito mi pedido de desligamiento voluntario de la organización a la que apoyé con todo mi corazón, mis esfuerzos y recursos, como pueden testimoniar muchísimos hermanos a los que sigo amando entrañáblemente.

  Para que comprendan algunas de las razones de mi decisión, considero que debo hacer un poco de memoria. Mi relación con la iasd, se remonta a comienzos del siglo XX, cuando mis abuelos por linea materna se relacionaron muy de cerca con los misioneros »gringos« que llegaron a mi pueblo (sandia-puno); los stoll, los kalbermater, los goranson, etc.

  Mi abuelo manuel, abogado trujillano, emigró, por encargo de don nicolas de piérola y familia, a esta zona del pais, a fines del siglo XIX. El motivo era resolver ciertos problemas legales en unos yacimientos auríferos de su propiedad. Estando por estos lugares, conoció a una dama sandina, se enamoró de ella, la pidió en matrimonio, se casó y se asentó en esa bella ciudad de ceja de selva.

  Tiempo después, se relacionó con los Adventistas del 7º Día, simpatizó con ellos y recibió su influencia. Mis padres apreciaban de un modo especial a estos hermanos. Nunca dejaron de adquirir la litratura que promocionaban.

  Mi contacto personal con lo espiritual se realizó muy temprano. Calculo que tendria tres o cuatro años de edad, cuando al mirar cierto cuadro colocado en una pared del dormitorio de mis padres (yo dormia también ahí), sentia tremendo miedo. En el cuadro (picture roll) estaba un personaje de rodillas, con un halo de luz en la cabeza. Sentia terror de entrar a esa habitación solo. Una noche, soñé q ese personaje se materializó, bajo del cuadro, me tomó en sus brazos, me acarició con ternura, y nunca más le tuve miedo. Esa experiencia marcó mi vida. Han transcurrido más de sesenta años y puedo recordar con nitidez detalles de ese sueño. Cuantas veces durante mi niñez, adolescencia y juventud me involucré en acciones rayanas en lo delictivo, pero ese »personaje« me volvió siempre a la cordura.

  Durante mi niñez, plena de aventuras poco inocentes, mis padres no sabían como corregirme. Estando por terminar mis estudios de nivel primario, no sabían a donde enviarme (en mi pueblo no había secundaria) para continuar mis estudios. »¿tal vez a un internado militarizado donde me inpongan férrea disciplina?«, ó, »¿un colegio-granja regentado por curas católicos muy estrictos?«....

Quizo el señor enviar a mi pueblo, jústamente cuando cursaba el último año de primaria, una excursión de estudiantes de secundaria del »colegio adventista del titicaca«. los varones continuaron viaje a pie hacia la selva (la carretera terminaba ahí), y las mujeres quedaron en la población, junto al director de estudios y su familia (la esposa de él era sobrina de mi padre). durante los dias que permanecieron, mis padres tuvieron la oportunidad de demostrarles su afecto. Los llevaron a pequeñas excursiones, banquetes (eran mineros y tenian sus recursos), y ellos a su vez, no cesaban de mostrar las bondades de ese sistema educativo. Me enviaron a estudiar al »cat«. estuve solo un año lectivo. Ahí aprendí a orar, leer la biblia y otras cosas.

  Luego viví doce años de mundo pleno. Pero hay algo que nunca olvidé, orar. Podía estar encerrado en un calabozo (era muy peleador), o embriagándome en una cantina. Cerraba los ojos y le pedia a mi señor, que me sacara de ese pantano en el que me estaba ahogando, y me respondió.

  Siempre recuerdo aquel viernes por la tarde (ya en la ciudad de lima), caminaba lleno de frustraciones junto a mi hermano menor, quien me recordó algo que estaba deseando hacer desde hacía mucho tiempo, ir a la iglesia adventista, y fuimos al de la avenida brasil. No había ningun programa. La empleada que nos atendió, nos puso en contacto con el pastor, conversamos con él alrededor de dos horas y nos invitó al culto del dia siguiente. Asistimos y nunca mas dejamos de hacerlo.

 Tres meses después fuimos bautizados (nunca pensé que lo haría tan pronto, el »sabueso interestelar« me atrapó). era venticinco de diciembre y para entonces estaba terminando de leer por segunda vez »el conflicto de los siglos«. por la tarde volví temprano a la iglesia, el pastor estaba saliendo a visitar algunas congregaciones en una zona periférica, lo acompañé. En un pueblo joven, llegamos a una casita rústica donde estaban varias personas sentadas. La mayoria eran mujeres. Nadie los atendía, la persona encargada estaba enferma hacia varias semanas. El pastor me persuadió a atender ese grupo, y se convirtió en mi »misión«.

  La »comisión de nombramiento« de la iglesia local me habia nominado como secretario de escuela sábatica (previo bautismo). tres meses después ingresé al colportaje evangélico. Trabaje como colportor oficialmente durante ventiún años, cuando (afirmando que para mejorar el »departamento«) cambiaron las »reglas de juego«, y nos retiramos casi todos los colportores con licencia. Dejó de ser s.E.H.Y s. –servicio educacional hogar y salud– y se convirtió en una entidad eminéntemente comercial. Dejó de ser agencia ganadora de almas. Sin embargo, continué colportando extraoficialmente.

  Por mi trabajo directo en la iglesia, dando estudios bíblicos, conduje a mas de docientas personas hasta la pileta bautismal. Fui director de varios departamentos de la iglesia y anciano de iglesia (la mayor parte del tiempo primer anciano). en dos oportunidades distintas integré la junta directiva de la apc. (la primera vez los tres años que duraba el periodo).

  A pesar de mi integraciòn plena en las actividades de la iglesia, mis estudios incesantes de los temas relacionados con ella y mis ejercicios espirituales, habia todavia un vacio en lo profundo de mi ser. Un “algo” que me incomodaba y me hacia sentir incompleto. Oraba al señor pidiendole que me dijera que estaba pasando en mi, que me sacara de esa situaciòn y me diera una experiencia de plenitud. El hizo llegar a mis manos el libro “las 95 tèsis sobre la justificaciòn por la fe” de morris venden. Al estudiarlo, entendì lo que pasaba y cambiè de actitud. Esto me ayudò muchìsimo. Formè un grupo de estudio para difundir esos conocimientos, (mucho tiempo antes que se formaran los “grupos pequeños”) y el señor hizo cosas preciosas ahì. Transformó realmente vidas.

  Dios me permitió vivir experiencias maravillosas. Especialmente como colportor evangélico. Una noche me hizo soñar con organizar una iglesia en maranga-san miguel. Siguiendo las pautas del sueño, se hizo realidad.

  Entregamos nuestros bienes, patrimonio de la familia, para ser usufructuados por el “colegio adventista del titicaca” (una chacra, la mejor de la zona, de catorce hectareas, y una casa en la ciudad en un area de trecientos mts. Cuad.), y los perdimos. Todavia soy el blanco de los reproches de muchos de mis familiares y amigos.

  Usando una coyuntura (ibamos a ser lanzados de una casa de alquiler donde vivimos veintiún años en la zona de breña - lima), el señor nos regaló una propiedad amplia en el precioso lugar de cieneguilla. Esto hace más de catorce años. Allí organizamos una congregación que llegó a tener dos congregaciones hijas (una ya es iglesia organizada).

  En octubre del 2009 vino a reunirse con nosotros un hermano del norte del pais, muy estudioso y conocedor de las escrituras. Nos sugirió estudiar un libro del »espíritu de profecia«, escogimos »patriarcas y profetas«. nos reuníamos tres veces por semana. El énfasis sobredimensionado que este hermano le daba a estos escritos (al parecer, aún sobre la biblia), suscitó polémicas, muchas veces acaloradas.

Con el propósito de mostrarle que nuestro énfasis debe ser sobre las sagradas escrituras y tener material para sustentar la falibilidad del “espíritu de profecía”, revisé unos escritos que sobre el tema en particular me habian llegado por correo electrónico tres años antes. Obviamente no les habia dado mayor importancia, pero ahora me era necesario y me pareció que abrí una especie de “caja de pandora«. descubrí “cosas” que ni había soñado que existieran.

  A finales de la década del setenta y comienzos del ochenta, se agitó mucho este tema dentro de la iglesia adventista del 7mo día. Con mucha frecuencia salían en las distintas publicaciones denominacionales artículos y estudios explicando »pormenores« de esas controversias, obviamente favorables a elena g. De white, y las acepté tácitamente. Pero ahora, al profundizar en este estudio, caí en cuenta que la información que nos dieron fue parcial. Habia mucho, muchísimo mas que estudiar y que, efectivamente, elena g. De white y su equipo, copiaron (plagiaron) profúsamente de otros autores.

  En 1919, la organización hizo reuniones para contemplar este problema, tratando de encontrar una solución a este delicado asunto y no pudieron hacerlo. Transcribo un comentario sobre esto:
  »en 1919, cuatro años después de la muerte de elena g. De white, la iglesia adventista del 7º dia, reunió a sus máximos dirigentes, teólogos, editores y eruditos, en un intento por llegar a una decisión mútuamente aceptable sobre la validez del ministerio de elena g. De white, se reunieron en la oficina central de la iglesia, en takoma park, washington dc., durante una conferecia bíblica que habria de durar la mayor parte del mes de julio y continuó hasta agosto«

  »Mas de cincuenta personas asistieron a estas reuniones, incluyendo a: arthur g. Daniells, w.W. Prescott, f. M. Wilcox, etc...«

  »¿Cual fue su veredicto?«

  »Era muy evidente para los dirigentes que, aun después de su muerte, la influencia de Ellen White sobre la membresia de la iglesia era demasiado grande, y las cosecuencias demasiado riesgosas, para hacer cualquier declaración oficial repudiando su ministerio. Al final, dejaron calladamente que los mitos continuaran, con la esperanza de que futuros acontecimientos no destruyeran a la iglesia. Sin embargo, es útil examinar los puntos sobre los que aquellos máximos dirigentes de la Iglesia Adventista del 7º Día estuvieron de acuerdo extraoficialmente sobre Ellen White allá en aquella conferencia bíblica de 1919. estuvieron de acuerdo en once puntos críticos en relación con Ellen White y su ministerio«

1. Ellen White no fue inspirada verbalmente.
2. Ellen White no era infalible como persona.
3. Ellen White no era infalible en su exegesis de textos biblicos.
4. Ellen White no es una autoridad sobre cual traduccion de la biblia se debe usar.
5. Ellen White no es exacta cuando se trata de la historia mundial, ni tampoco es exacta acerca del cumplimiento de las profecias biblicas
6. Ellen White no debe ser usada para dirimir controversias que surjan de diferentes interpretaciones de las escrituras.
7. Los »mensajes sobre salud« de Ellen White no son disposiciones generales para todo el mundo.
8. Ellen White copió repetidamente de otros autores sin darles credito, afirmando al mismo tiempo que escribiá por inspiración de dios
9. La inspiración divina de Ellen White es cuestionable.
10. Si seres humanos tienen que corregir los escritos de Ellen White, entonces, ¿cómo puede alguien afirmar que su obra era inspirada divinamente?
11. Si la iglesia hubiese dicho la verdad sobre Ellen White, no estaria en el problema en que ahora está.

  Podria seguir abundando sobre todo lo que me informé de las distintas investigaciones que hicieron muchas personas sobre este asunto, como la invalides de la interpretacion de daniel 8:14, del juicio investigador, etc., etc., de eruditos adventistas como raymond cottrell, desmond ford y otros, pero me limitaré a comentar uno mas.

  En 1982, a raiz de los cuestionamientos de walter rea que escribió »la mentira blanca«, la organización adventista del 7mo día mandó hacer su propia investigación, tomaron el libro “el deseado de todas las gentes” el cual les parecia ser más confiable. Formaron un equipo de especialistas dirigidos por el dr. Fred veltman (en aquel entonces director del departamento de religión del pacific union college [puc]. ¿cuál fue el resultado?. despues de ocho años que duró la investigacion, fue el siguiente:

 “Ellen White, no solo habia copiado vorazmente las obras de otros autores, sino que tanto ella como sus colaboradores habian mentido deliberadamente para ocultar la verdad de su plagio. He aqui dos conclusiones del informe veltman«

  »Es de primera importancia notar que Ellen White misma, no sus asistentes literarias compusieron el contenido basico del texto del »deseado de todas las gentes«. al hacerlo asi, fue ella la que tomó expresiones literarias (copió) de las obras de otros autores sin darles crédito como sus fuentes (plagio). segundo, debe reconocerse que Ellen White usó los escritos de otros conciente e intencionalmente,...implícita o explícitamente, Ellen White, y otros que hablaban en nombre de ella, no reconocieron, y hasta negaron, la dependencia literaria (los plagios) de parte de ella«.-
  »El proyecto deseado de todas las gentes: las conclusiones«, ministry, noviembre de 1990, p. 11.

  »Cuando se le preguntó al dr. Veltman sobre las repetidas afirmaciones de Ellen White de que ella escribía sólo lo que el señor le habia mostrado en visión y que no había copiado las obras de otros autores, el dr. Veltman contestó:

  »Debo reconocer desde el principio que, en mi opinión, este es el problema mas grave que debe ser confrontado en relación con la dependencia literaria (el copiado) de Ellen White. Apunta al corazón de su honestidad, su integridad, y por lo tanto, su confiabilidad«.-ibid., p. 14

  (Tengo en mi poder una copia del ejemplar de ministry de diciembre de 1990 donde esta la segunda parte de las conclusiones del informe de f. Veltman y los comentarios de olson, director del white estate).



  De hecho, no son solo estas razones las que hicieron decidirme a abandonar la iglesia adventista, sino (desde mi perspectiva) su origen mismo. Pues considero que dios no pudo haber aprobado, y menos inspirado, a un hombre (guillermo miller) y sus seguidores, que se atrevieron a desmentir al señor jesus mismo quién había afirmado que ningún hombre, ni siquiera él mismo, ni los ángeles podían saber el dia de su retorno, (mt.24:36; hch.1:6,7).

 Y a esto se sumó, que para tratar de explicar el »chasco«, se mintió deliberadamente »fabricando una profetisa«, y todo se hizo !en nombre de dios¡. soy un pecador terriblemente defectuoso, pero esto, no lo puedo admitir. Que se use el nombre de dios, para mentir y engañar.

  He leído los mas de cuarenta libros del denominado »espíritu de profecía« que aún conservo en mi poder, algunos mas de una vez (»el conflicto de los siglos« 7 veces, »el deseado de todas las gentes« 4 veces), encuentro en algunos de ellos citas preciosas, ¿de donde fueron extraidos?.... pero a partir de este verdadero chasco, me orienté solo a “las sagradas escrituras”, y me está haciendo mucho bien, el cual comparto junto a mi familia y hermanos en cristo con quienes nos seguimos congregando cada sábado.

  Hay muchas otras cosas más que quisiera decir para sustentar mi alejamiento de la comunidad a la que verdaderamente amé. Agradezco a mi dios que me permitió conocerlo a través de ella. Cuando le reclamaba en mis noches de insomnio y llanto ¿porque me permitió conocerlo en medio de la iasd? Sentí como que me dijera »para que conozcas las interioridades de ella y puedas ayudar a tus hermanos«.

  Ahora, estamos investigando el tema, énfasis de “las sagradas escrituras”, la gracia de dios, y el control pleno del espiritu santo.

  Hace años leí una carta abierta del editor de la revista ministry al presidente de la asociacion general de la iglesia adventista del 7mo día pr. Folkenberg, entre varias reflexiones, decía: »parece que como pueblo aún no hemos entendido como funciona la salvación«. y, esta, que fue lograda a tan alto precio, merece cualquier sacrificio, antes que perderla.

  Un dia nos presentaremos ante el tribunal celestial, y si no hubiera tomado esta decisión y el señor me cuestionara, ¿que le diria?... ahora entiendo un poquito lo que pablo debió haber sentido cuando se vio obligado a abandonar “la iglesia”.

  Quiero asegurarles con toda certeza, que mi alejamiento de la iglesia a la que tanto amé, es por motivos eminentemente doctrinales. Espero, sinceramente, verlos en el cielo nuevo y en la tierra nueva.

Ronald l. Carpio de la Colina
Lima, 3 de marzo de 2011

lunes, 17 de octubre de 2011

Testimonio ExAdventista de pastor Douglas José Gaitán Miranda

¡Hola a todos!

Dios les bendiga. Mi nombre es Douglas José Gaitán Miranda.

Nací un 15 de marzo del año 1971 en Masaya, Nicaragua. Mis padres pertenecían a la iglesia Católica y lo poco que conocían de Dios me lo enseñaron. Siempre fui inclinado a las cosas religiosas, de ahí, que desde pequeño deseaba ser un sacerdote.

A la edad de 16 años conocí a un compañero de clase cuya forma de ser era diferente a la de mis otros compañeros, e incluso a la de mí mismo. Poco a poco me fui haciendo amigo de él, y fue así que a través de él conocí el mensaje de la iglesia Adventista del séptimo día a finales del año 1987.

Abracé y creí en este mensaje excepto en una cosa “El Espíritu de profecía”.

Por alguna razón yo no creí en el cuentito ese que ella era “profeta del Señor”. Pero estaba de acuerdo con el resto de la doctrina que me enseño aquel amigo mío. Un  11 de julio del año de 1988 me bauticé en la iglesia Adventista del séptimo día, del reparto Schik en Managua, Nicaragua.

Hasta el año 2002 trabajé como miembro de iglesia ocupando diferentes cargos dentro de la misma. Fui director de diáconos, diácono, maestro de escuela sabática, director de escuela sabática, anciano, director de jóvenes, líder de pequeña congregación, director de actividades laicas, y obrero bíblico.

Un 25 de agosto del año 2002 fui llamado para el ministerio, y es aquí donde comienzo a conocer cosas que yo desconocía, pues como miembro de la organización uno sólo ve el lado “santo” de la organización. Fui ubicado en la ciudad de Jinotega (esto es a 165 kilómetros de la capital Managua) en el norte de Nicaragua.

Lo primero que encontré fue un templo bonito pero con tan solo 14 miembros. Trabajé mano a mano con mis hermanos a tal grado que un año después aquel templo vacío estaba lleno a reventar.

Además de que consolidamos obra en otros lugares del departamento, como: El Llano de la Cruz, Wiwilí, la Concordia y La Pavona. Nunca antes Jinotega había tenido este tipo de despertar. Una de mis primeras lecciones que aprendí en esta ciudad es que dentro de la organización hay hombres que se les llama pastores y lo menos que hacen es la obra de un verdadero pastor, pues lo que son es un montón de asalariados, que están en la organización por eso precisamente por un “salario.” Luego me llamó la atención el manejo que se le da al diezmo dentro de la organización pues de  todo el diezmo que los hermanos llevan al templo ni un centavo queda en la iglesia local; todo se va para las oficinas centrales conocidas como “misión” y es así como una iglesia que da sus ofrendas y sus diezmos, vive en la miseria porque todo se lo llevan a las arcas de la misión.

En mi primer año fui nombrado como el “mejor pastor” del año 2003 de toda Nicaragua;  pues para las autoridades Adventistas un buen pastor es aquel que cumple básicamente con tres cosas:
1. Bautiza más personas
2. Recoge más diezmos, y
3. Recolecta más dinero (la recolección es un blanco de dinero que la misión le pone a cada pastor y éste con las iglesias que dirige tienen que salir a pedirlo a las calles hasta alcanzarlo ya que si no lo alcanza se le deduce de su salario).

Como “premio” fui llevado como invitado a Panamá, a una reunión de secretarios de campo. En el año 2004 nuevamente fui escogido como uno de los mejores pastores de Nicaragua y nuevamente fui “premiado” con otro viaje a la ciudad de Panamá.

A mediados del año 2005 fui nombrado “Secretario de Campo” de la zona más grande de la Misión nor-Occidental de Nicaragua, y aquí aprendí que a los dirigentes de la organización les importa poco la opinión de los miembros de iglesia, pues no se les consulta a la hora de trasladar a un pastor y no miden el daño que se le hará a la congregación. Cuando fui notificado que sería trasladado, mis queridos hermanos de Jinotega hicieron de todo para que los dirigentes cambiaran de opinión y estos no quisieron escuchar a la membresía.


Segunda parte
El 25 de junio del año 2005 tome posesión de mi cargo como secretario de campo.

Lo primero que hice fue realizar una encuesta dentro de la membresía sobre el trabajo pastoral, cosa que a algunos pastores no gustó pues nunca se les había evaluado de esta manera.

Pues con esto descubrí que la mayoría de los pastores no salían a visitar, llegaban tarde a los cultos, otros pasaban meses sin visitar a sus iglesias y otros se creían los amos y señores de las iglesias.

Habiendo hecho esto, sin quererlo me comencé a distanciar de la dirigencia Adventista. Luego comencé a visitar a todas las iglesias y grupos de mi campo unas 30 en total, iglesias en su mayoría fieles diezmadoras, que mes a mes mandan sus diezmos a la misión, pero que viven en situaciones  precarias.

Entonces en una reunión con un grupo de hermanos y el presidente de la misión cometí el “error” de solicitarle al presidente que se les dejara una parte del diezmo a las iglesias, el presidente sintiéndose sorprendido por mi petición dijo que lo consultaría con sus superiores. Pero esto sólo era una mentira pues era la única manera que encontró para salir de aquel aprieto.

Al siguiente día a eso de las 6 de la mañana tenía una visita de mi presidente y de otro pastor reclamándome del por qué le había hecho aquella propuesta delante de mis hermanos, y me recomendó leer los libros de la hermana Elena G. de White que hablaran sobre mayordomía cristiana. Yo como ya lo dije antes no era muy creyente en Elena, así que, no me preocupé por la opinión de esta mujer, sino que me preocupé sobre lo que decía la Biblia sobre este tema, y comencé a investigar.

Fue así que el Espíritu Santo me condujo a esta página de internet (anteriormente exadventista.com) y poco a poco mi ojos se fueron abriendo a una verdad que mi corazón presentía pero que ahora confirmaba, el fraude de Elena G. de White, 1844, el diezmo y otras verdades que aún sigo descubriendo.

Poco a poco la brecha entre la dirigencia adventista y yo se iba abriendo más y más. En este periodo de investigación yo pedía a la dirigencia que hubieran cambios en favor de la hermandad. Por ejemplo:

1) Que se supervisara el trabajo pastoral

2) Que se eliminara la recolección

3) Que se fomentara la visitación a las cárceles, hospitales, etc.

4) Que se quitara la presión de bautizar (pues en la iglesia adventista a cada pastor se le pone un “blanco” de bautismos que tiene que cumplir cada año) y a través de esta presión se bautiza y rebautiza a los mismos miembros.

A la par de esto la obra se volvió a caer en Jinotega. Los hermanos me llamaban por teléfono o me escribían pidiéndome que les ayudara hablando con el presidente para que les mandara un pastor. Pero por más que lo intenté y los hermanos lo intentaron no hubo respuesta.

La obra seguía cayendo. En agosto del año2006 fui trasladado a Chinandega a pesar que los hermanos de San Ramón le pidieron al presidente que no me trasladara. Éste no hizo caso pues me consideraba una amenaza, para sus intereses y para los intereses de la organización.

Llegué a Chinandega sin darme cuenta que los mismos que me habían nombrado como pastor de ese distrito llegaron días antes a hablar mal de mi. Le dijeron a mis hermanos de Chinandega que tuvieran cuidado por que yo dividía las iglesias que dirigía. Solo por el hecho que de donde iba saliendo, los hermanos pedían que no me cambiaran.

Un mes después reunidos como junta de iglesia los hermanos me confesaron que los mismos pastores habían hablado mal de mí delante de ellos, pero que ahora ellos estaban convencidos por mi trabajo; que todo lo que les habían dicho era pura mentira.  Los administradores estaban sorprendidos de ver como con la ayuda de Dios llegué a ganarme el cariño de los hermanos de Chinandega, ya que estos hermanos nunca se habían llevado bien con ningún pastor anterior.

Entonces buscaron la manera de cómo trasladarme a otro lugar, ante lo cual también estos hermanos protestaron. Ante esta situación hice contacto con los hermanos de Jinotega, les compartí lo que había descubierto en [el Internet]
, y ellos al igual que yo, abrazamos estas verdades. Fue así que el 31 de diciembre del año 2006 me separé definitivamente de la organización adventista.


Tercer parte
El día 11 de enero del año 2007 me reuní con la dirigencia de la iglesia Adventista central de Jinotega y juntos tomamos la decisión de adorar al Señor en libertad.

Cuando los dirigentes de la organización se dan cuenta de esta decisión, mandaron emisarios a platicar conmigo, tratando de hacerme desistir de la decisión tomada. A cambio de esto me ofrecieron un nuevo puesto dentro de la organización y un mejor salario. Lo que se les olvidó a estos señores es que yo entre al ministerio por amor a Dios y a las almas, y no por amor al dinero o a puesto alguno.

Cuando estos “ministros” se dieron cuenta que mi decisión era firme entonces usaron un plan “B”. fueron a las iglesias que yo había dirigido y donde se me tiene un gran aprecio, y comenzaron a decir un sin número de calumnias en contra mía. Entre las cosas que dijeron de mi, están estas: 1) que me robe los diezmos de una iglesia llamada La Perla. 2) Que tenía una mujer embarazada en Jinotega y que esta mujer no era mi esposa. 3) Que me robé todas las cosas que habían en el templo de Jinotega. 4) Que la policía me andaba siguiendo. 5) Que lo que yo quería es hacerme rico con el diezmo de mis hermanos.

Todas estas cosas una a una se repitieron en los templos donde se me conocía y aún donde no se me conocía. Fue así que hastiado de tanta mentira fui a hablar con los dirigentes de la organización Adventista y tuve que advertirles que si yo escuchaba una vez más de esas mentiras en contra mía, los iba a demandar por injurias y calumnias ante las autoridades civiles. Uno de ellos me pidió disculpas y así se detuvieron un poco.

En lo que respecta a mis hermanos se comenzó una presión psicológica diciéndoles que lo que estábamos haciendo no iba a funcionar, que iban hacer borrados de los libros de la iglesia y que si pasaba esto también iban hacer borrados de los libros del cielo. Los visitaban uno por uno y con cada hermano usaban tácticas distintas, a algunas de mis hermanas las hicieron hasta llorar con las palabras que les decían. Hoy ya han pasado 7 meses desde que tomamos la decisión de separarnos de la organización Adventista. 

Comenzamos un grupo de 25 hermanos en Jinotega y hasta hoy miércoles 8 de agosto somos para la gloria de Dios 40 hermanos. Tenemos también un campo nuevo en un lugar conocido como la Pavona dónde se congregan 18 hermanos ex-adventistas. He realizado contactos con otros hermanos que aún están dentro de la organización pero que se identifican con nuestro sentir. 

Apreciados hermanos y amigos sinceramente no ha sido fácil el haber tomado esta decisión, en lo económico he pasado momentos difíciles junto con mi familia, pero sé que el Dios que me llamó a esta obra es el Dios que me sostendrá. 

Desde ya les agradezco cualquier tipo de ayuda que puedan brindarnos.

Renuncié al sábado en 2002, después de 47 años

Muchas personas me han escrito cuestionando mis creencias sobre la observancia del sábado. Me han preguntado por qué sostengo el sábado a pesar de que he renunciado a las otras enseñanzas no bíblicas de la Iglesia Adventista. Algunos me han preguntado: ¿Los mismos argumentos que usted usa para demostrar que los diezmos y la abstención de comer carnes inmundas ya no son obligatorios para los cristianos no mostrarían que el sábado tampoco está en vigencia para los cristianos? Después de un cuidadoso estudio, he tenido que llegar a la conclusión de que estas personas tienen razón.

Yo entendía el sábado aceptando las visiones y las interpretaciones de Ellen G. White. La profetisa White explicó cómo es que el sábado sería la gran prueba que separaría a los guardadores del sábado antes del regreso de Cristo, y que los observadores del domingo recibirían la marca de la bestia. Ella también nos dijo cómo guardar el sábado, una observancia que incluía algunas leyes del Antiguo Testamento y excluía otras. Leí muchos libros sobre el sábado, tanto en contra como a favor, y creía que los argumentos a favor del sábado pesaban más que los argumentos contra él.

Después de guardar el sábado durante 47 años, ¿por qué he renunciado a él ahora? Porque los argumentos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día han sido pervertidos de tal modo que ya no veo más el verdadero significado bíblico de los textos sobre el sábado que los adventistas usan.

Por favor, mantenga una mente abierta y permita que la Palabra de Dios hable. Si es posible, abandone sus ideas preconcebidas sobre la observancia del sábado.

La siguiente es una lista de los lineamientos denominacionales de EGW y la IASD sobre cómo guardar el día sábado.

1. Limpiar los cuartos de baño y lustrar los zapatos antes del sábado.

2. No cocinar en sábado. Hacer preparar los alimentos el día anterior.

3. No comer en restaurantes en sábado.

4. No permitir que los niños jueguen en sábado. Tener juegos sabáticos (bíblicos) para los niños.

5. Hablar sólo de cosas espirituales en sábado.

6. No ver televisión en sábado.

7. No leer el periódico en sábado.

8. No comprar gasolina ni hacer compras en sábado, a menos que sea urgente hacerlo, como comprar medicinas.

9. Pensar en y hablar sólo de cosas espirituales en sábado. Yo no creo que sólo debemos pensar en o hablar de cosas espirituales en sábado. Dios habló a Israel en Isaías 58:13. En el capítulo 58, se dice que los israelitas luchaban entre sí y al mismo tiempo ayunaban, ignorando las necesidades de los pobres, y que estaban llenos de injusticia hacia los demás. Con esta mentalidad llegaban a adorar en sábado. Por esta razón, Dios les dijo que no hicieran lo que les viniera en ganas, y que no hablaran palabras ociosas. La verdad es que no podían honrar a Dios mientras hubiese maldad en sus mentes.

10. VCR. Esta es una buena observación. Recuerdo que la iglesia les decía a sus miembros que no debían programar sus videograbadoras antes del sábado para que grabaran en sábado, pues esto equivaldría a quebrantarlo.

11. Tener una Tabla de Puesta de Sol, de manera que una persona pueda estar segura de en qué momento comienza y en qué momento termina el sábado, para no quebrantarlo. Ellen White quebrantó el sábado durante nueve años después de su "visión de la aureola alrededor del sábado". Ella lo guardaba desde las 6:00 PM del viernes hasta las 6:00 PM del sábado. Usted pensaría que Dios había corregido a Ellen inmediatamente después de su "visión de la aureola", y que le había mostrado que pecaba al no guardar "los bordes del sábado". Durante una sesión de un estudio bíblico con no adventistas, enseñamos la interpretación de una puesta de sol hasta la otra, y no esperamos nueve años, como lo hizo Dios en relación con Ellen. Véase EGW y sus Críticos, por Nichol, p. 350.

Si usted fuese un astronauta en un módulo espacial girando alrededor de la tierra varias veces al día, ¿tendría también varios sábados cada pocas horas, al pasar a través de varias salidas y varias puestas de sol? ¿Cómo guardaría el sábado? ¿No tocaría los controles, le pediría el sábado libre al Control de Tierra para leer la Biblia y tener un culto sabático cada pocas horas? Así que cada pocas horas usted estaría en sábado, y cada pocas horas estaría fuera del sábado. ¡Un interesante dilema, cuando se supone que el sábado es una ocurrencia semanal, no diaria!

Al guardar las leyes sabáticas adventistas, yo fui un fariseo legalista, y en realidad  no me daba cuenta de eso en ese momento. Conocí a un rabino judío que no quería hablar por teléfono ni dos minutos antes del comienzo del sábado, ni siquiera sobre asuntos espirituales.

Para guardar el sábado, una persona tiene que cumplir todas las leyes sabáticas, y el quebrantarlo hace necesario que los otros creyentes lo lapiden, es decir, lo maten a pedradas.


LOS ADVENTISTAS VIOLAN LAS LEYES SABÁTICAS
DEL PACTO ANTIGUO

1. No encender fuego en sábado. Éx. 35:1, 3.

Por supuesto, los adventistas dicen que esta ley no se aplica a ellos. Esto de tomar y escoger algunas leyes del Antiguo Pacto, como el diezmo y la prohibición de comer carnes inmundas, y recargar con ellas a los miembros, nunca fue adoptado por la iglesia del Nuevo Testamento.

2. Permanecer en su lugar, no viajar en sábado. Éx. 16:9.

He visto a adventistas viajar largas distancias en sábado para ir a parques estatales y a campamentos, y para visitar parientes y amigos.

3. No transportar cargas en sábado. Jer. 17:27; Neh. 1:15.

He visto a adventistas llevando canastas de comida, poniendo mesas y sillas para reuniones y comensales, y transportando equipo para programas de la iglesia.

4. No cocer ni cocinar nada en sábado. Éx. 16:23.

¿Y las damas adventistas que preparan alimentos en sábado en la iglesia para comidas improvisadas, y en los hogares para la familia y los invitados? Ellas hornean, cuecen, y preparan alimentos en sábado.

5. No comprar ni vender en sábado. Neh. 13:15.

He visto a adventistas aceptar dinero a cambio de comidas en hospitales y en restaurantes de academias ASD en sábado. ¿Y el aceptar donaciones desde el púlpito en sábado para suscripciones de publicaciones de la iglesia? He visto a muchos ASD, incluyendo a pastores ASD visitantes, comprando gasolina en sábado para llegar a sus hogares.

6. Pena de muerte para los violadores del sábado. Éx. 31:14, 15.

Todavía no he visto a ningún ASD lapidar a miembros de la iglesia por quebrantar el sábado. Esta es una ley que ellos guardan plenamente.


JESÚS QUEBRANTÓ LAS LEYES SABÁTICAS

Como adventista, se me enseñó que Jesús nunca quebrantó ninguna ley, y que, si lo hizo, sería pecador y no podría haber guardado la ley perfectamente en nombre nuestro. Pero Jesús sí quebrantó las leyes sabáticas del Antiguo Testamento.

1. Jesús y sus discípulos no permanecían en sus lugares durante el sábado. Viajaban en sábado. Mat. 12:1. "En aquel tiempo iba Jesús por los sembrados en un día de reposo, y sus discípulos tuvieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas y a comer".

2. Jesús y sus discípulos no preparaban sus alimentos en el día de preparación para el sábado. Mat. 12:1. "En aquel tiempo iba Jesús por los sembrados en un día de reposo, y sus discípulos tuvieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas y a comer".

3. Cuando fue cuestionado por los fariseos, Jesús aprobó el hecho de que los discípulos cosecharan grano en sábado. Mat. 12:2-8. "Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo. Pero él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y los que con él estaban tuvieron hambre; cómo entró en la casa de Dios, y comió los panes de la proposición, que no les era lícito comer ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes? ¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día dwe reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa? Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí. Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo".

4. Jesús ordenó a un hombre que llevara una carga, su lecho, en sábado. Juan 5:8-11. "Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día. Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es día de reposo; no te es lícito llevar tu lecho".


JESÚS NOS DIJO QUE LA LEY TENDRÍA VIGENCIA
HASTA QUE TODO SE HUBIESE CUMPLIDO

Yo creía que Mateo 5:17, 18 se aplicaba a los Diez Mandamientos porque esto era lo que el Adventismo me había enseñado. Sin embargo, mirando más de cerca lo que Jesús estaba diciendo, el pasaje no da a entender esto en absoluto. Mateo 5:17, 18. "No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido".

Tres puntos para observar:

1. Primero, ¿qué significa "la ley y los profetas"? La Ley y los Profetas en conjunto son llamados la Torah. Estos libros contenían las leyes que Dios dio a Moisés, así como los Profetas, que hablaban de Jesús. El servicio del Santuario apuntaba al tiempo en que Jesús moriría como el Cordero de Dios.

2. Segundo, ¿qué significa "cumplir"? Jesús cumplió las leyes que apuntaban a su muerte en el Calvario. El antiguo pacto que Dios celebró con Israel incluía los Diez Mandamientos. Este pacto terminó, pues Jesús es la cabeza del Nuevo Pacto.

3. ¿Qué significa "hasta que todo se haya cumplido"? Todo se cumplió en la cruz, poniendo fin así a las leyes del Antiguo Pacto.

4. Todo lo que se ha cumplido no es el fin del mundo, como enseñan los guardadores del sábado, sino lo que Cristo vino a cumplir en el Calvario.

Las leyes que tratan de la observancia del sábado eran para Israel solamente. Estas leyes terminaron en el Calvario. Los Diez Mandamientos eran la ley del Antiguo Pacto. En el Antiguo Pacto no hay tal cosa como la ley moral y la ley ceremonial. Todo el conjunto de leyes se conocía como la ley o la Torah. Los cristianos están bajo el Nuevo Pacto, que tiene un modelo de ley más elevado según el cual vivir que los Diez Mandamientos.

La verdad es que, para guardar el sábado, tendríamos que guardar TODAS las leyes del Antiguo Pacto que tienen que ver con el sábado. Yo no he encontrado que a ningún miembro de la iglesia del Nuevo Testamento se le ordene obedecer estas leyes sabáticas. Todos somos salvos por la gracia de Cristo en el Calvario.

La iglesia del Nuevo Testamento no enseñó a los conversos gentiles a "guardar el sábado". Yo no he encontrado ninguna instrucción para los cristianos sobre cómo guardar el sábado.

La Biblia no les dice a los cristianos que tienen que estar en la iglesia todo el día, ni que oren todo el día, ni que lean o hablen sólo de cosas espirituales todo el día. En el Nuevo Testamento, la violación del sábado no es jamás motivo de disputa, ni se menciona jamás como razón para que una persona pierda la salvación.


NO HAY REGISTRO DE QUE LOS APÓSTOLES
HAYAN GUARDADO EL SÁBADO

Cada vez que se menciona a los apóstoles en relación con el sábado, se habla de evangelismo para alcanzar a los judíos y a los gentiles, no como una orden de guardar el cuarto mandamiento. Pablo iba a menudo al templo y a las sinagogas para predicar a Cristo. No hay evidencia de que ni Pablo ni los apóstoles predicasen la observancia del sábado.

El Sello de Dios y la Marca de la Bestia

La Iglesia Adventista del Séptimo Día engaña a los que asisten a sus seminarios evangélicos, estudios bíblicos, y por medio de su literatura, sobre el tema "El Sello de Dios y la Marca de la Bestia". Los Adventistas enseñan que, mediante la observancia del séptimo día sábado, las personas reciben el SELLO DE DIOS, y que la observancia del DOMINGO representa la MARCA DE LA BESTIA. Esta enseñanza no bíblica es una herramienta evangelística que infunde temor y presiona a la gente para que ingrese a la Iglesia ASD, pues ningún cristiano quiere tener la Marca de la Bestia.

Además, debo observar que muchos ASD temen abandonar el Adventismo y el sábado porque creen que se perderán si lo hacen. Los Adventistas del Séptimo Día tienen que enseñar esta doctrina no bíblica, puesto que ella es una de las columnas de la iglesia que ha sido definida por medio de las visiones de su profetisa Ellen G. White.

La Sra. White afirma:

"Los que quieran tener el sello de Dios en sus frentes deben guardar el sábado del cuarto mandamiento". --7BC 970 (1899).

"La señal, o sello, de Dios se revela por medio de la observancia del séptimo día sábado, el memorial de la creación de Dios ... La marca de la bestia es lo opuesto a esto -- la observancia del primer día de la semana". --8T 117 (1904).

"La marca de la bestia es el sábado papal". (Domingo) --Ev 234 (1899).

"Cuando llegue la prueba, quedará demostrado claramente qué es la marca de la bestia. Es la observancia del domingo". --7BC 980 (1900).


EL ESPÍRITU SANTO, NO LA OBSERVANCIA DEL
SÁBADO, ES EL SELLO DE DIOS

Efesios 1:13-14. "En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria".

Bajo el Antiguo Pacto, el sábado era una SEÑAL para Israel, no para los cristianos. Eze. 20:12. "Y les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que os santifico".

Según Ellen White, la única manera en que los cristianos pueden tener el Sello de Dios es guardando el sábado. Esto es salvación por obras. Miremos a los fariseos observadores del sábado.


LA MARCA DE LA BESTIA

EGW: "La marca de la bestia es el sábado papal". (Domingo). --Ev234 (1899).

La Biblia no nos dice que la MARCA DE LA BESTIA es el sábado papal o la observancia del domingo. La Biblia tampoco nos dice que el domingo es el DÍA DEL SEÑOR o un día santo.

... 

Robert K. Sanders
Editor de

Traducción de Román Quirós M.

El sábado y el domingo

CUANDO SE REUNIÓ EL CONCILIO DE HECHOS 15 para establecer lo que los cristianos gentiles debían guardar, LA OBSERVANCIA DEL SÁBADO BRILLÓ POR SU AUSENCIA. Pedro exhorta a los dirigentes de la iglesia a no poner a los gentiles bajo la ley.
"Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos". Hechos 15:10, 11.

El fallo final del concilio de Jerusalén no contiene ninguna referencia a la observancia del día de reposo. Se discutió la circuncisión y se consideró innecesaria (vss. 6-6; 19-20). Si la observancia del día de reposo fuera parte esencial de la relación del Nuevo Pacto con Dios, habría sido mencionada en la discusión, pues habría sido una práctica con la cual los gentiles no estaban familiarizados. La observancia del día de reposo ni siquiera se discutió porque no es un requisito para los creyentes del Nuevo Pacto:

"Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: Que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado, y de fornicación; de las cuales cosas si os guardáreis, bien haréis. Pasadlo bien." (Hechos 15:28-29).

NÓTESE que el Espíritu Santo les dijo que NO les impusieran a los gentiles ninguna carga más que ESTAS COSAS ESENCIALES. ¡OBVIAMENTE, EL ESPÍRITU SANTO NO CREÍA QUE LA OBSERVANCIA DEL SÁBADO FUERA YA ESENCIAL!

Las siete apariciones de Cristo después de la resurrección muestran que Jesús escogió a propósito el primer día de la semana para encontrarse con sus discípulos para estimularles y exhortarles. La evidencia muestra que cinco de estas apariciones ocurrieron en domingo, el primer día de la semana. No tenemos registro de en qué día exacto ocurrieron las otras apariciones a los discípulos (Juan 21 y Hechos 1:6-10). Lo que podemos decir con exactitud es esto: Después de la resurrección de Jesús, cada vez que se encuentra con sus discípulos y el día es identificado, NO es el sábado, ¡es el primer día de la semana! 

1). A María, en la mañana de resurrección - Mateo 28:8-10; Marcos 16:9; Juan 20:11-18.
2). A dos discípulos en el camino a Emaús - Lucas 24:13-33; Marcos 16:12-13.
3). A Simón (Pedro) - Lucas 24:31-35.
4). A los once discípulos en la noche del domingo de resurrección - Marcos 16:14-18; Lucas 24:36-44; Juan 20:19-23.
5). A los once discípulos "ocho días más tarde" - Juan 20:26-29.
Pentecostés ocurrió el primer día de la semana. La iglesia nació el primer día de la semana. Eso no convierte al domingo en día de reposo. Sólo nos dice que, después de la resurrección de Jesús, el día de reposo no se enfatiza.
Cuando se menciona un día en relación con las apariciones del Señor Jesús resucitado, es siempre el primer día de la semana. Obsérvense los acontecimientos extremadamente importantes que ocurrieron en la vida de los primeros seguidores de Cristo el primer día de la semana.
1). Jesús les sobresaltó apareciéndoseles el primer día. (Juan 20:19).
2). Jesús recibió la adoración de Tomás. (Juan 20:27-28).
3). El domingo por la noche, Jesús tomó pan, lo bendijo, lo partió, y dio a los discípulos, evidentemente estableciendo la comida de comunión (Lucas 22:19) y "los ojos de ellos fueron abiertos y le reconocieron" (Lucas 24:31).
4). El domingo por la noche, Jesús bendijo a sus discípulos dos veces diciendo "Paz a vosostros" (Juan 20:20, 26).
5). Ese mismo domingo, Jesús "... sopló sobre ellos y dijo: 'Recibid el Espíritu Santo'" (Juan 20:22).
6). El domingo por la noche, Jesús dio a sus discípulos la autoridad eclesiástica para proclamar el perdón para los que creyeran en Él por medio del evangelio (Juan 20:23).

NOTA: ¿Por qué se reunieron en domingo los discípulos?
1). Porque ahora tenía un especial significado simbólico/antitípico para ellos.
2). Aunque no lo tuviera, y se hubiesen reunido por casualidad, Jesús todavía decidió darse a conocer a ellos sólo en domingo, cuando sabemos qué día es. Eso también debe tener algún significado divino.
3). Jesús habría podido escoger reunirse con sus discípulos en sábado. Esto habría establecido claramente un precedente en el Nuevo Pacto. No escogió hacer esto. El sábado era la señal de un pacto cumplido (véase Éxodo 31:17 y Hebreos 8:13).

LOS NUEVE MANDAMIENTOS "MORALES" DE LOS 10 MANDAMIENTOS ESTÁN REITERADOS en el Nuevo Testamento:
1). Adorar sólo al Señor Dios (1er. mandamiento): no menos de 50 veces.
2). La idolatría (2do. mandamiento): condenada 12 veces.
3). Tomar el nombre de Dios en vano (3er. mandamiento): condenado 4 veces.
4). Honrar padre y madre (5to. mandamiento) enseñado 6 veces.
5). El asesinato (6to. mandamiento): condenado seis veces.
6). El adulterio (7o. mandamiento): condenado 12 veces.
7). El robo (8o. mandamiento): condenado 4 veces.
8). El falso testimonio (9o. mandamiento): condenado 4 veces.
9). La codicia (10o. mandamiento): condenada 9 veces.
Véase las referencias.
¿Por qué el deber de guardar el séptimo día como día de reposo no se menciona NI UNA SOLA VEZ en el Nuevo Testamento?

CUANDO EL NUEVO TESTAMENTO ENUMERA PECADOS, LA VIOLACIÓN DEL SÁBADO BRILLA POR SU AUSENCIA:
  • En Marcos 7:21-22 se mencionan 13 pecados. Jesús no menciona la violación del sábado.
  • En Romanos 1:29-32 se mencionan 20 pecados, pero ninguno de ellos es la violación del sábado.
  • En Gálatas 5:19-21 se da una lista de 15 pecados.
  • En 2 Timoteo 3:1-4 hay una lista de 18 pecados, pero la violación del sábado no se menciona ni una sola vez.

¿POR QUÉ NO SE ENSEÑA EN NINGUNA PARTE DEL NUEVO TESTAMENTO QUE EL CUARTO MANDAMIENTO DEBE OBEDECERSE?
- ¿Por qué en ninguna parte del Nuevo Testamento se condena como pecado la no observancia del sábado?
- ¿Por qué el cuarto mandamiento mismo no se repite en el Nuevo Testamento ni una sola vez?
- Si la observancia del sábado es tan importante para un discípulo de Cristo, ¿por qué no fue mencionada en el Sermón del Monte ni en ninguna de las enseñanzas de Jesús?
- ¿Por qué no ordenó Jesús que se guardara el sábado?
- ¿Por qué no ordenó ninguno de los apóstoles la observancia del sábado?
- ¿Por qué no ordenó el concilio de Jerusalén que se guardara el sábado, ni condenó la violación del sábado? (Hechos 15).
Algunos contestan que los judíos ya conocían el sábado, así que se daba por sentado que ellos continuarían guardándolo, pero entonces, ¿por qué se reiteraron los otros nueve mandamientos? ¿No podrían ser dados por sentados también? Pareciera también que, con tantos gentiles entrando a la iglesia, si la observancia del sábado era tan importante, habría instrucciones concerniente a ella en alguna parte de las epístolas. Hay instrucciones para ellos concerniente a la moral, la ética, el culto, el orden en la iglesia, y el estilo de vida en la familia. ¿Por qué sería ignorado algo tan importante como la observancia del sábado? La circuncisión, que antecede a la ley y al mandamiento del sábado fue motivo de disputa en la iglesia del Nuevo Testamento y se discute repetidamente en las epístolas del Nuevo Testamento y por el concilio de Jerusalén.

Los observadores del sábado arguyen que es el ejemplo de Jesús lo que nos da la razón para guardar el sábado. "Él guardó el sábado, así que yo tengo que guardarlo. Jesús es mi ejemplo", dicen. Bien, esta clase de razonamiento es defectuoso porque sólo se fija en la observancia del sábado e ignora el resto del estilo de vida de Jesús. Jesús también guardó las leyes Kosher. Guardó la Pascua, el Sukkot, la Hanukkah, y adoró en el templo. ¿Hemos nosotros de seguir todo lo que Él hizo?
Gálatas 4:4-5 dice que Jesús vivió bajo la ley para redimirnos de la Ley.

"Pero cuando el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos".

JESÚS TAMBIÉN FUE ACUSADO DE QUEBRANTAR EL SÁBADO. ¿Por qué, si quería ser nuestro "ejemplo" en la observancia del sábado, no dijo claramente que no estaba quebrantando el sábado? En vez de eso, lo admitió claramente. También admitió que sus discípulos estaban quebrantando el sábado, y los defendió. Léase Mateo 12:1-14 cuidadosamente. Jesús está diciendo claramente que sus discípulos son como los sacerdotes que pueden trabajar en el templo todos los sábados y ser inocentes de quebrantar el sábado. Cuando Jesús dice que Él es "Señor del sábado", está declarando que él está por encima del sábado. Puede hacer en sábado lo que desee, y por lo tanto, sus discípulos también pueden hacer lo que deseen.

Aparentemente, Jesús quebrantó el sábado: "Entonces algunos de los fariseos decían: Este hombre no procede de Dios, porque no guarda el día de reposo". Juan 9:16. Si Jesús no quería que entendiésemos que Él estaba quebrantando el sábado, ¿por qué no habló contra estas acusaciones? La razón es que Jesús tenía el derecho y la autoridad para quebrantar el sábado porque él e Señor del sábado. El sábado no le obliga. Pensemos en esto. Si no le obliga a él, ¿no estamos "en Cristo"? ¿Por qué tendría que obligarnos a nosotros? (Vuelva a leer cuidadosamente Mateo 12:1-14).

Uno de los puntos de contención que deben ser enfrentados honestamente es el hecho de que Jesús jamás mandó a nadie a guardar el sábado, y ninguno de sus discípulos tampoco mandó jamás a nadie a guardarlo. Ni una sola vez en el Nuevo Testamento se nos dice que guardemos el sábado. Estos mandamientos para la iglesia brillan por su ausencia en las enseñanzas del Nuevo Testamento.

Sin una sola excepción, CADA VEZ QUE SE MENCIONA EL SÁBADO EN EL LIBRO DE LOS HECHOS, es en relación con el culto judío en ese día, no en relación con una celebración cristiana. La estrategia evangelística de Pablo era ir a los judíos primero en una comunidad y compartir el evangelio con ellos. El sábado es el día en que él sabía que encontraría a la mayoría de los judíos reunidos para el culto. Sabía que ésta sería la mejor oportunidad de compartir las buenas nuevas del Mesías con los judíos en sábado. No era porque se reunía con un grupo de creyentes cristianos. Se reunía con judíos no cristianos.

¿ES ETERNA LA LEY DE LOS DIEZ MANDAMIENTOS?
No.La Ley no es eterna. Gálatas 3:19 explica el propósito de la Ley. Dice así: "Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa".
La ley fue dada 430 años después de Abraham. "Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa. Porque si la herencia es por la ley, ya no es por la promesa; pero Dios la concedió a Abraham mediante la promesa". Gálatas 3:17-18.
La ley tuvo un comienzo específico (430 años después de Abraham) y un tiempo específico de terminación, cuando vino la Simiente prometida (Cristo, v. 16).
Otros pasajes, como Romanos 5:12-14, indican que podía haber pecado en el mundo aún ANTES de que la ley fuera dada. "Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, pues todos pecaron. Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado. No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir".

LA CREACIÓN Y EL SÁBADO: Las Escrituras dicen claramente que el sábado del cuarto mandamiento no fue dado antes de Moisés:
Los Diez Mandamientos no fueron dados a nuestros padres. Deuteronomio 5:2-3 dice:
 
"Jehová nuestro Dios hizo pacto con nosotros en Horeb. No con nuestros padres hizo Jehová este pacto, sino con nosotros todos los que estamos aquí hoy vivos".

Nehemías 9:13-14 dice: "Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos, y les ordenaste el día de reposo santo para ti, y por mano de Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, estatutos y la ley".


¿FUE DADO EL SÁBADO PARA QUE TODA LA HUMANIDAD LO GUARDARA PERPETUAMENTE? 
No. Aunque Génesis 2:1-3 dice que, después de que el Señor concluyó toda su obra, reposó en el séptimo día, y bendijo el séptimo día y lo santificó, no hay ni una sola palabra acerca de que se le dio a Adán y a Eva como mandamiento. No se vuelve a oir ni una sola palabra sobre el sábado en todo el libro de Génesis. Todos los cincuenta capítulos guardan silencio acerca del sábado.
 
No se dice que los justos patriarcas, Abraham, Isaac, y Jacob guardaron el sábado. El sábado brilla por su ausencia durante 2.500 años después de la caída del hombre. No es sino hasta después de que el pueblo de Dios, Israel, es redimido de Egipto y está a salvo al otro lado del Mar Rojo, que el sábado se menciona nuevamente, en el libro de Éxodo (Éxodo 16:22-30). A Abraham se le dieron mandamientos y ordenanzas, pero el sábado nunca se menciona como uno de esos mandamientos o una de esas ordenanzas.
 
Así, pues,el sábado fue dado a Israel, y solamente a Israel. El sábado es una señal del pacto entre Dios y la nación de Israel. "Habló Jehová a Moisés diciendo: Tú hablarás a los hijos de Israel diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. Así que guardaréis el día de reposo, porque santo es a vosotros; el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella persona será cortada de en medio de su pueblo. Seis días se trabajará, mas el día séptimo es día de reposo consagrado a Jehová; cualquiera que trabaje en el día de reposo, ciertamente morirá. Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó". (Éxodo 31:12-17).

Nótese que la razón por la cual el Señor enlaza el sábado con la creación es que Él se identifica con Israel como el Dios Creador verdadero y viviente. Él existe separadamente y aparte de todos los otros dioses de Egipto y del mundo gentil. "Guarden el sábado, adórenme a mí, porque YO SOY el verdadero y viviente Creador del universo".

Nótese también que esta "SEÑAL" sabática (Éxodo 31:13) es entre Dios y "los hijos de Israel" (Éxodo 12:15, 17), no para toda la humanidad.
Nehemías 9:13-14 indica que el sábado no fue dado para que lo guardara nadie sino hasta que fue dado a Israel en el desierto. "Y sobre el monte de Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos, y les ordenaste el día de reposo santo para tí, y por mano de Moisés tu siervo les prescribiste mandamientos, estatutos y la ley".

¿NO DICE LA BIBLIA QUE EL SÁBADO FUE HECHO PARA EL HOMBRE? 
"También les dijo: El día de reposo fue hecho para el hombre, no el hombre para el día de reposo". (Marcos 2:27). Los sabatistas usan este texto a menudo para decir que el sábado fue hecho para toda la humanidad, pero el texto no dice eso. No dice: "El sábado fue hecho para 'la humanidad'. Dice "el sábado fue hecho para el hombre". Cuando las Escrituras quieren incluir a toda la humanidad son claras. Véase Mateo 28:19; Juan 3:16; Hechos 2:17; 1 Timoteo 2:4; Tito 2:11. Estos versículos indican claramente que cuando Dios ofrece algo a toda la humanidad se lo ofrece a toda ella.
El sábado no fue ofrecido a todas las naciones. Fue dado sólo a la nación de Israel. Véase Deuteronomio 5:1-15, que da los mandamientos a Israel. Se afirma claramente que Dios no dio el sábado ni ningún otro mandamiento a los padres antes de ese momento (véanse los versículos 2-3).

Un escritor ha señalado que este texto muestra que el sábado no era parte de la ley "moral" que debía ser guardada por toda la humanidad desde el principio, pues tuvo que ser hecho. Fue hecho en Éxodo 16-20. Nótese también que este texto no dice que fue hecho para el hombre desde el "principio", como el matrimonio (comp. Mateo 19:4ss). ¿CUÁL OTRO DE LOS DIEZ MANDAMIENTOS TUVO QUE SER HECHO? ¡NINGUNO! (Gerald N. Wright, Sabbatarian Concordance & Commentary, Star Bible & Tract Corp., 1977, pp. 78-79).
    Comentando este pasaje, Wright dice: "Los otros nueve [mandamientos] eran (y son) correctos desde el principio, reflejan la naturaleza justa de Dios y son naturalmente parte del carácter moral del hombre, que fue hecho a imagen de Dios (comp. Romanos 2:14). ¿Cuál otro mandamiento aparte del sábado está por debajo del hombre - sujeto a ser puesto a un lado bajo ciertas circunstancias? ¿Cuándo, o bajo cuáles circunstancias, puede el hombre legalmente cometer adulterio? ¡Obviamente, nunca! La vida del hombre no está por encima de las leyes santas y morales de Dios. Y sin embargo, ¡hasta la vida de una oveja es más importante que el rígido cumplimiento del sábado (Mateo 12:10-12)!

NADA DE SÁBADOS A LA MEDIDA. Usted no puede decidir cómo guardar el sábado. Dios especifica cómo debía ser observado.
  • Debía guardarse de puesta de sol a puesta de sol (Levítico 23:32).
  • No debía llevarse ninguna carga (Jeremías 17:21).
  • No debía encenderse ningún fuego (Éxodo 35:3).
  • No debía cocinarse nada (Éxodo 16:23).
  • El castigo por hacer alguna de estas cosas durante el sábado era la MUERTE (Números 15).

NINGÚN ESCRITOR "INSPIRADO" HACE NINGUNA DISTINCIÓN ENTRE LA LEY "MORAL" Y LAS LEYES "CEREMONALES".
"(2) Por naturaleza y en sí mismo, el sábado es una ley ceremonial; ley moral es toda ley que apela a la conciencia, y no necesita ninguna revelación escrita; pero, en cuanto a cuál día guardar, o siquiera si se debe guardar un día, la conciencia guarda silencio. Si debemos distinguir entre ley moral y ley ceremonial, basándonos en que la una ha pasado y la otra todavía está en vigencia, entonces - como el sábado es una ley puramentee ceremonial - ha pasado. Pero todavía queda por dilucidar el punto más importante. (3) Como cristiano, yo obedezco toda ley que es moral en el Decálogo, no porque está en la Ley, sino porque está en el evangelio. Sólo la adoración a Dios se ordena cincuenta veces en el Nuevo Testamento; la idolatría se prohibe doce veces; el juramento en vano, cuatro veces; honrar padre y madre se ordena seis veces; el adulterio se prohibe doce veces; el robo, seis veces; el falso testimonio, cuatro; y la codicia, nueve. Como dice Lutero, "los Diez Mandamientos no se aplican a nosotros los gentiles y cristianos, sino sólo a los judíos". Así que el sábado - excepto en un solo pasaje en que, clasificándolo como parte de toda la ley, él lo declara totalmente abolido. Así lo sostenía la iglesia primitiva". D. M. Panton, citado en Heresies Exposed, compilado por Irvine, pp. 164-165.

Algunos sabatistas afirman que el sábado es el sello de Dios.
¡El sello de Dios NO es el sábado! La Biblia nos dice claramente que el sello de Dios es el Espíritu Santo que mora en el creyente en el momento en que es salvo.
Efesios 1:13 dice: "En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria".
Efesios 4:30 advierte: "Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención".
2 Corintios 1:21-22 afirma: "Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios, el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones".

¿ES UNA IGLESIA QUE GUARDA EL SÁBADO EL "REMANENTE" O LA IGLESIA QUE GUARDA LOS MANDAMIENTOS DE LA CUAL SE HABLA EN APOCALIPSIS 12:17? 
Apocalipsis 12:17 dice: "Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesús".
En el Nuevo Pacto, ¿cuáles son los "mandamientos" de Dios? ¿Significa esto los Diez Mandamientos? ¡NO! La palabra griega usada para los Diez Mandamientos es "NOMOS". Esa palabra no se usa aquí. La palabra que se usa aquí es "ENTELE", y significa "enseñanzas".
Juan explica esto, y en realidad nos dice qué son los "mandamientos" que debemos guardar:
1 Juan 5:1-3 dice: "Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo es nacido de Dios; y todo aquel que ama al que engendró, ama también al que ha sido engendrado por él. En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. Pue éste es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos".

Estos versículos se usan a menudo para enseñar a la gente que debe guardar los Diez Mandamientos, especialmente el sábado. Sin embargo, el apóstol Juan nos define los "mandamientos". En el capítulo anterior, los define explícitamente: "Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él. Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado. Y el que guarda sus mandamientos permanece en Dios, y Dios en él". (1 Juan 3:21-24a).

LA AFIRMACIÓN DE LOS SABATISTAS DE QUE, EN EL CONCILIO DE LAODICEA, LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA cambió el día de reposo del séptimo al primer día de la semana no es verdadera. El sábado no fue cambiado en ese concilio.

Lo que sí ocurrió en ese Concilio fue una maniobra anti-semítica para convertir en ilegal el culto de los cristianos en el séptimo día. Pero es necesario observar que había miles de cristianos que ya tenían culto el domingo, el primer día de la semana. Muchos en la iglesia primitiva ya tenían culto en domingo.
"El anti-judaísmo jugó su papel en la polémica cristiana del siglo segundo contra la observancia del día de reposo judío, pero de esto no se sigue que esto motivó la introducción del culto cristiano en domingo. Porque ya hemos argüido que el culto en domingo data del siglo primero, mientras que pocos cristianos del siglo segundo comparan y contrastan el sábado judío con el domingo cristiano. Las discusiones despectivas del sábado judío por lo general no se refieren al domingo cristiano. Si el domingo fuera un substituto reciente del sábado judío, sería de esperarse que hubiese muchos más debates sobre la superioridad del domingo sobre el sábado". R. J. Bauckham, From Sabbath to Lord´s Day, p. 271, editado por D. A. Carson.

EVIDENCIA DE QUE LA IGLESIA PRIMITIVA, COMENZANDO POR LOS PADRES, TENÍA CULTO EN DOMINGO.
LA EPÍSTOLA DE BERNABÉ: Más o menos en el año 100 d. C. - "De aquí que nosotros también guardemos el octavo día con gozo, el día en que Jesús resucitó de entre los muertos".
 
LA EPÍSTOLA DE IGNACIO: AÑO 107 d. C. - "No os engañéis con doctrinas extrañas, ni antiguas fábulas, que no aprovechan. Porque, si vivimos todavía según la ley judía, reconocemos que no hemos recibido la gracia ... Si, por lo tanto, los que se criaron en el antiguo orden de cosas han entrado en posesión de una nueva esperanza, no guardando más el sábado, sino viviendo en la observancia del día del Señor, en el cual también nuestra vida ha renacido nuevamente por Él y por su muerte".
 
LOS ESCRITOS DE JUSTINO MÁRTIR: AÑOS 145-150 d. C. - "Y en el día llamado domingo, todos los que viven en ciudades o en el campo reúnanse en un lugar, y léanse las memorias de los apóstoles o los escritos de los profetas... Pero el domingo es el día en el cual todos nosotros tenemos asamblea común, porque es el primer día de la semana en que Dios ... hizo el mundo; y Cristo Jesús nuestro Salvador ese mismo día resucitó de entre los muertos".
 
LAS CONSTITUCIONES APOSTÓLICAS: Vida de la iglesia en el siglo segundo: - "En el día de la resurrección del Señor - esto es, el día del Señor - no dejen de reunirse, dando gracias a Dios y alabándole por las misericordias que Dios os ha concedido por medio de Cristo".
 
IRENEO: AÑOS 155-202 d. C. - "El misterio de la resurrección dell Señor no puede ser celebrado en ningún otro día que no sea el día del Señor, y en él solamente deberíamos observar el partimiento de la fiesta pascual".

¿QUIÉN CAMBIÓ EL DÍA DE REPOSO DEL SÁBADO AL DOMINGO? ¿FUE LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA?
"A menudo se hace la pregunta: ¿No es rendir homenaje a la Iglesia Católica Romana tener culto en domingo, y no cambió Constantino el día de culto?
Se asegura que el edicto de Constantino de Marzo 7, 321 cambió el día. El edicto de Constantino dice:
"Que en el venerable día del sol [venerabili dei Solis], los magistrados y el pueblo que vive en las ciudades reposen, y que cierren todos los talleres. Sin embargo, en el campo, las personas que se ocupan de la agricultura pueden, libre y legalmente, continuar sus actividades". Codex Justinianus, libro 3, título 12,3, trad. en Schaff, History of the Christian Church, 5ta. ed. (New York: Charles Scribner, 1902), vol. 3, p. 380, nota 1.
 
CARTA DE PLINIO, AÑO 107 d. C.
Plinio fue gobernador de Bitinia, en Asia Menor, desde el años 106 hasta el 108 d. C. En el año 107, escribió a Trajano, el emperador, concerniente a los cristianos. Esto es lo que dijo:
"Acostumbraban reunirse en un día específico y antes de que fuera de día, y cantar alternadamente un himno a Cristo como si fuera Dios ... cuando estas cosas se hacían, era su costumbre separarse y luego volver a juntarse para una comida que tenían juntos sin ningún desorden".
Sabemos que el día en que la iglesia primitiva partía el pan era domingo. "El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan ...". Hechos 20:7.
 
EN EL AÑO 120 d.C., LA EPÍSTOLA DE BERNABÉ dice en el capítulo 2:
"El incienso me es vana abominación, y me son insoportables vuestras lunas nuevas y vuestros días de reposo. Por lo tanto, él ha abolido estas cosas".
Cuando habla de del primer día de la semana, Bernabé dice: "Por lo cual también guardamos el octavo día con gozo, el día también en que Jesús resucitó de entre los muertos". Capítulo 25.
 
JUSTINO MÁRTIR (AÑO 140 d. C.).
La "Apología" de Justino se escribió en Roma más o menos en el año 140, sólo 44 años después de que el apóstol Juan recibió la visión de Apocalipsis en Patmos.
La Schaff-Herzog Encyclopedia of Religious Knowledge dice así de las obras de Justino:
"En estas obras, Justino profesa presentar el sistema de doctrina sostenido por todos los cristianos, y trata de ser ortodoxo en todos los puntos. La única diferencia que él sabe que existía entre los cristianos concernía al milenio. Por esto, Justino es un testigo incontestable de la unidad de la fe en la iglesia de su tiempo, y del hecho de que existiese el tipo gentil de cristianismo". Citado  por Canright en The Complete Testimony of the Early Fathers, Fleming H. Revell, 1916, pp. 24-25.
Nota: Ya en esta época, el año 140 d. C., la única diferencia importante entre los cristianos era en lo concerniente al milenio. En ese tiempo, no había desacuerdo en la observancia del domingo y, como se verá, Justino dice que ése era el día en que tenían culto todos los cristianos.

En el capítulo 67 de su primera Apología, titulado: "Culto Semanal de los Cristianos", escribiendo al emperador pagano, Justino declara:
"... bendecimos al Hacedor de todo por medio de su Hijo Jesucristo, y por medio del Espíritu Santo. Y en el día llamado domingo, todos los que viven en las ciudades o en el campo reúnanse en un solo lugar, y léanse las memorias de los apóstoles o los escritos de los profetas, hasta donde el tiempo lo permita; luego, cuando el lector haya concluído la lectura, el presidente instruya y exhorte verbalmente a imitar estas buenas cosas. Entonces levantémosnos todos y oremos y, como hemos dicho antes, cuando nuestra oración haya terminado, tráiganse pan y vino ... Pero el domingo es el día en que todos tenemos nuestra asamblea común porque es el primer día en el que Dios, habiendo efectuado el cambio en las tinieblas y la materia, hizo el mundo; y Jesucristo nuestro Salvador en el mismo día resucitó de entre los muertos". The Ante-Nicene Fathers, Vol. 1, pp. 185-186 (el énfasis ha sido añadido).

DIONISIO, OBISPO DE CORINTO, EN GRECIA, (AÑO 170 d. C.).
Dionisio era obispo de Corinto, la iglesia que Pablo levantó y a la cual le dio la orden sobre la ofrenda que habría de ser recogida en domingo, en 1 Corintios 16:1-2. Dice así:
"Pasamos este santo día del Señor, en el cual leímos vuestra carta, desde cuya constante lectura podremos extraer amonestación". Eusebius, Ecclesiastical History, Bk. 4, Chapter 23 (énfasis añadido).

CLEMENTE DE ALEJANDRÍA, EN EGIPTO, EN EL AÑO 194 d.C.
Clemente, escribiendo alrededor del año 194 d. C., dice:
"En cumplimiento del precepto, él guarda el día del Señor cuando abandona el temperamento malvado y asume el de los gnósticos, glorificando en sí mismo la resurrección del Señor". Libro 7, Capítulo 12 (énfasis añadido).

IGNACIO, el tercer obispo de Antioquia, que murió en el año 108 d. C., escribió: 
"Por lo tanto, si los que fueron traídos en el antiguo orden de cosas han entrado en posesión de una nueva esperanza, no observando más el sábado, sino viviendo en la observancia del día del Señor, en el cual también nuestra ha resurgido en Él ... Por lo tanto, no guardemos más el sábado a la manera judía, y regocijémosnos en días de holganza; porque "el que no trabaja, que no coma"... que cada amigo de Cristo guarde el día del Señor como una festividad, el día de resurrección, el rey y jefe de todos los días [de la semana]" "Epístola de Ignacio a los Magnesios", The Ante-Nicene Fathers, vol. 1, pp. 62-63 (énfasis añadido).

TERTULIANO DE ÁFRICA escribió alrededor del año 200 d. C.:
En su Apología, en el Capítulo 16, dice Tertuliano:
"Solemnizamos el día después del sábado en contraste con los que llaman día de reposo a este día y en él se dedican a holgar y a comer, apartándose de las antiguas costumbres judías, de las cuales ellos son ahora muy ignorantes".
"Otros, con mayor preocupación por las buenas maneras, debe confesarse, suponen que el sol es el dios de los cristianos, porque es un hecho bien conocido que nosotros oramos al oriente o porque hacemos del domingo un día de fiesta". The Ante-Nicene Fathers, vol. 3, p. 123 (énfasis añadido).
Nota: La iglesia primitiva explicaba por qué oraban hacia el oriente. Era porque "como el relámpago que brilla en el oriente y se muestra hasta el poniente, así será la venida del Hijo del hombre:" para que por medio de esto sepamos y entendamos que Él aparecerá desde el oriente repentinamente". Ancient Syriac Documents, The Ante-Nicene Fathers, vol. 8, p. 668.

¿CONOCEMOS SIQUIERA EL VERDADERO SÁBADO?
En 1582, Gregorio XIII encontró un error de cálculo en el calendario y ordenó omitir desde el 5 hasta el 14 de octubre y tres años bisiestos en cada siglo. En Inglaterra, 11 días (Septiembre 3-13) fueron omitidos en 1752, además de otros cambios. (Véase Heresies Exposed, p. 167).

NUEVA LUZ SOBRE LOS DÍAS DE REPOSO CEREMONIALES Y COLOSENSES 2:16. 
Una lectura sin prejuicios de Colosenses 2:16 mostrará que el pasaje no habla sólo de los "sábados ceremoniales". Las palabras "ton sabbaton" o "días de sábado" son las mismas palabras traducidas como "día de sábado" en Éxodo 20:8 en la Septuaginta (la traducción judía del Antiguo Testamento en griego).
Mírese el razonamiento de Pablo: "Nadie os juzgue en
  • días de fiesta - los sábados anuales,
  • lunas nuevas - sábados mensuales,
  • o días de reposo - sábados semanales (o si se quiere, días de sábado
  • CRISTO, continúa diciendo, es la "Substancia"; estas cosas son sombras.
Cuando se compara este pasaje con Gálatas 4:9, queda revelada una obvia conexión en las enseñanzas de Pablo:
"Mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años".
El versículo 10 declara de plano: "guardáis ...",
  • los días (los sábados semanales, que corresponden a los "días de reposo" en Colosenses 2)
  • los meses (lunas nuevas, que corresponden a "luna nueva" en Colosenses 2)
  • los tiempos (las 7 fiestas, que corresponden a "días de fiesta" en Colosenses 2)
  • y los años (el año sabático y el quincuagésimo año de jubileo)
Obviamente, Pablo está hablando claramente de la observancia de todos los días sagrados judíos, incluyendo el sábado. 

Durante mucho tiempo, los SABATISTAS han estado lanzando este desafío: "Encuéntreme un solo versículo en la Biblia que demuestre que el día de culto ha sido cambiado del sábado al domingo".
Bien, esa afirmación es parte de un argumento insostenible. Ése no es el punto en disputa. El Nuevo Testamento lo convierte en irrelevante al decir que el día en que se tiene culto de adoración a Dios no importa.
Romanos 14:5: "Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente".
Gálatas 4:9-11: "Mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros".
Colosenses 2:16-17: "Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo".
 
LOS SABATISTAS PIDEN UN TEXTO BÍBLICO QUE ORDENE EL CULTO EN DOMINGO. AQUÍ ESTÁ:

LEVÍTICO 23:5-11 -- Mire el versículo 11: "Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de Jehová, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá". El día después del sábado es domingo.
Siga leyendo, fijándose específicamente en Lev. 23:15: "Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecísteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán. HASTA EL DÍA SIGUIENTE DEL SÉPTIMO DÍA DE REPOSO contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová". Esta es la fiesta de Pentecostés. Era una de las fiestas obligatorias en Israel.
Obsérvese que, en el día de Pentecostés, un domingo, al pueblo de Dios se le ordenaba tener culto. Dice Dios: "Y convocaréis en este mismo día santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis; estatuto perpetuo en dondequiera que habitéis por vuestras generaciones". Levítico 23:21.
Si usted cree que que esto sólo se aplicaba a los días "ceremoniales", Levítico 23 comienza hablando del día de reposo semanal (véase Lev. 23:1-4). Se le llama tiempo señalado y santa convocación, junto con todos los otros días de fiesta de Israel. Dios no hace ninguna distinción entre estos días sagrados y el día de reposo semanal. Dios los considera igualmente sagrados. Esto significaría que, bajo el Antiguo Pacto, el domingo de Primicias y el domingo de Pentecostés eran tan sagrados y santificados como el sábado.
Si usted cree que esto sólo se aplicaba a Israel, eso es lo que queremos subrayar. El pacto de los Diez Mandamientos - el Pacto Antiguo - fue hecho con Israel, NO con los gentiles.
Miremos Éxodo 31:13, 16, y 17: "Tú hablarás a los hijos de Israel diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. ... Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo. Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel ..."

Referencias para los 9 mandamientos "morales" reiterados en el Nuevo Testamento:

1ero. Adorar a Dios.

(53 veces) Mateo 2:2, 8; 11; 4:9,10; 14:33; 15:9; 28:9,17. Marcos 7:7; Lucas 4:7,8; 24:52; Juan 4:20, 21,22 (x2), 23,24 (x2); 9:38; 12:20. Hechos 7:43, 8:27; 16:14; 17:23 (x2); 18:7, 13; 19:27; 24:11, Romanos 1:26; 12:1; 1 Corintios 14:25; Filipenses 3:3; Colosenses 2:18; Hebreos 1:6; 9:1; 9:6; 10:2; 11:21; Apocalipsis 4:10; 5:14; 7:11; 9:20; 11:1; 11:16; 14:7; 15:4; 19:4; 19:10; 22:8; 22:9.
2do. La idolatría.
(20 veces) Hechos 15:20, 29; Romanos 1:25;  1 Corintios 6:9; Capítulo 8; 10:7, 14; 12:2; 2 Corintios 6:19; 1 Tesalonicenses 1:9; Gálatas 5:20; Efesios 5:5; Colosenses 3:5; 1 Pedro 4:3; 1 Juan 5:21; Apocalipsis 2:14, 20; 9:20; 21:8; 22:15.
3ro. No jurar.
(4 veces) Mateo 12:36; Efesios 5:4; Romanos 2:24;  Apocalipsis 16:9.
5to. Honrar padre y madre.
(6 veces) Mateo 15:5; 19:19; Marcos 7:10; 10:19; Lucas 18:20; Efesios 6:2.
6to. El asesinato.
(7 veces)  Mateo 5:21; 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20; Romanos 1:29; 13:9; Santiago 2:11.
7o.  El adulterio.
(12 veces) Mateo 5:27,28,32; 19:9, 18; Marcos 10:11, 19; Lucas 16:18; 18:20; Romanos 13:9; Santiago 2:11, 2 Pedro 2:14.
8o.  Robar.
(6 veces)  Mateo 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20; Romanos 2:21; 13:9; Efesios 4:28.
9o.  La mentira.
(14 veces)  Mateo 15:9; 19:18; Marcos 10:19; Lucas 18:20.
10o.  La codicia.
(9 veces)  Marcos  7:22; Lucas 12:15; Romanos 1:29; 7:7; 13:9; Efesios 5:3; Colosenses 3:5; Hebreos  13:5; 2 Pedro 2:14.

Por el pastor J. Mark Martin
© Copyright 1999. Reservados todos los derechos
Grace Upon  Grace
12612 N. Black Canyon Hwy.
Phoenix, AZ 85029